La ridícula gala del Met o la moda como el culo

La moda según Anna Wintour, según Vogue, según los conglomerados del lujo y sus marcas, según todos esos hombres, hombres viejos, que dictan cómo han de ser las mujeres y según esas mujeres, directoras de revistas, que le lamen las costuras a todos los anteriores ES UN CULO.

beyonce-met-gala-2015

Ya no hay mujeres, ni narrativas, ni tejidos, ni arquitectura, ni revolución, ni silueta, ni avant garde. Ya no hay caras. Lo que la moda quiere ver son CULOS.

met-gala-2015-jennifer-lopez-kim-kardashian-gi

Y así fue como una práctica estética, la del vestir, se convirtió en el hazmerreír de los que pudieron comprender su mensaje tóxico: las mujeres son UN CULO para los hombres de la moda. Valen tanto como SU CULO. Les importamos UN CULO. Nótese como se descoyunta KarlieKloss tratando de que su cara se vea tanto como SU CULO.

Captura de pantalla 2015-05-05 a las 15.42.52

Ellos, los que se embolsan vía ropa tóxica lo que tanto nos cuesta ganar moviendo EL CULO, se alegran de que deseemos ser ESOS CULOS, porque de esa manera nos compraremos la moda barata doblemente nociva que nos anuncian. Nos da igual quee miles de personas SE ROMPAN EL CULO para fabricarla. De alguna manera, han logrado que sólo nos importen NUESTROS CULOS.

Captura de pantalla 2015-05-05 a las 15.41.15

Por el camino, miles de periodistas CON LA CONCIENCIA EN EL CULO hacen como que no se enteran de la perversión que entraña todo el entramado DE LA MODA ANAL. Las mujeres, las jóvenes, las niñas, todas somos libres para elegir si preferimos SER UN CULO o ser tachadas de VESTIR COMO EL CULO.

Captura de pantalla 2015-05-05 a las 15.40.50

Lo mejor de todo el asunto es que a esta MIERDA TÓXICA, un negocio construido sobre la infelicidad, el elitismo, la explotación y la absurda carrera por distinguirse del de al lado, aún sea considerada por algunos como una exquisitez. La elegancia es UN CULO O UN TORERO.

Captura de pantalla 2015-05-05 a las 15.43.32

ES TODO TAN HERMOSO

PD. En Forbes postean graciosamente todas las fotos de CULOS de la Gala de la Carne de Vogue, pero censuraron este artículo acerca de la deficiente representación de la mujer en los medios de comunicación y el sexismo de estos, razón por la cual su autor se vio obligado a dimitir.

  1. Ang ber

    Hola, puedo preguntarte si hay alguna forma de seguirte en Facebopk? Te he buscado pero no he encontrado nada. Me resulta más fácil o cómodo, para que engañarnos, ver tus enlaces por allí. Gracias y Un saludo!!!

    Me gusta

    • Fernández Hernández

      Hola Ang ber (nombre críptico, ¡eh?). Pues me pillas en un momento de cuestionamiento radical de Fb después de haber sido la persona que más post postea por hora de mi pequeño mundo social :S Estoy leyendo “Ojos y capital”, de Remedios Zafra, y justo este párrafo me hizo pensar que no quiero seguir sirviendo mis ideas a la máquina de triturar contenidos del señor Zuckerberg. Voy a tratar de concentrarme en este blog y en otro que me anda rondando. Ahí va el párrafo que te decía:

      “Fascinan estas plazas/habitaciones públicas capaces de generar sensación de compartir la cama, la mesa camilla, la luz baja, de confesar y hablar de otra manera para de pronto volvernos tan generosos en el “dar”. Pero la máquina-red nos ha convertido no sólo en productores de mundo, sino en voluntarios y prosumidores, en producto de sus empresas y trabajadores son sueldo, mantenedores de un valor al que unos pocos sacan partido económico (¿importa además que esos pocos se parezcan tanto?), mientras nos llaman ‘usuarios’. Porque pareciera que el valor rentable lo pone el uso del dispositivo y no el contenido, porque el contenido, incluso cuando adquiere ese otro valor de ser muy visto, se desintegrará en unos días desde una lógica de caducidad extrema. Nada existe que sea capaz de permanecer en la obsolescencia de época que se apoya y renueva en la vanidad movilizada y en la demanda de ahora”.

      Me gusta

  2. Sara Moros

    ¡¡¡Qué ascazo!!! y qué pena ver que mujeres con imagen pública, que podrían cambiar las cosas, se prestan al festival como si fueran vacas en una feria de ganado…

    Le gusta a 2 personas

  3. Pingback: Me siento fea: por qué no nos vale ser gordibuenas - Parece amor pero no lo es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s