Las bragas de Cristina Pedroche no nos dejan ver el bosque

Hace algunos meses, conversando con Michelle Jenner, la actriz de Isabel, le pregunté cómo había llevado la época en la que se convirtió en la Lolita oficial del país, con todas las revistas fotografiándola invariablemente en ropa interior mes tras mes. Se lo pregunté sobre todo porque no me pareció una chica que militara en lo erótico-festivo, ni siquiera tuve la impresión de que lo sexual se expresara terriblemente en ella (efectivamente: me confesó que era alérgica a maquillaje, tacones y objetivización en general y que le iba más el princesismo que el sex appeal). Me interesaba saber si aquello fueron las ganas de triunfar, la inconsciencia de la juventud, la insistencia de los medios de comunicación o qué. Jenner me contestó no sólo que no se arrepentía, sino que mi actitud le parecía viejuna. Ella aceptó el juego del juguete erótico como una fase más de su carrera, divirtiéndose all the way, sin mayores planteamientos. Cierto es, como ella decía, que no hacía mal a nadie y menos a ella, pues las fotos “siempre fueron bonitas”. Y gracias a aquel enorme buzz a su alrededor tuvo acceso a papeles que otras menos dotadas de gracias por la naturaleza ni olieron. Todo esto viene al caso de las campanadas de Cristina Pedroche.

scale.php

En realidad, tanto monta monta tanto que menganita o futanita enseñe las bragas en la tele, en tanto que futanita y menganita son muy libres de hacerlo y nosotros de apagar la maldita televisión. El asunto no tiene nada que ver con la libertad individual de ser una individua cuya valía pública radica en que enseña las bragas (r.e.s.p.e.c.t. siempre a la libre elección). Lo que me da que pensar es este razonamiento tramposo que se les presenta a las mujeres jóvenes en los medios de comunicación: lo que va a ocurrir aquí no tiene nada que ver contigo, con lo que eres tú, con tu persona, sino con una cesión temporal de tu cuerpo a una empresa privada por el bien de ambos. Por supuesto, el medio de comunicación se beneficia de que la mujer joven tiene aspiraciones, deseos y ansias de triunfo que van a poner en suspenso cualquier precaución que pudiera tener con la cesión absoluta de su cuerpo y sus circunstancias. Digo pudiera tener porque seguramente muchas no han llegado a plantearse ningún tipo de cuestión acerca de la responsabilidad que pesa sobre cualquiera que tenga acceso a los medios de comunicación. Sobre la trascendencia de lo que haces, dices y escribes. Probablemente tampoco sea consciente de cómo cada vez que una mujer joven con talento enseña las bragas, decenas de profesionales pierden la oportunidad de ser contratadas, publicadas o premiadas en favor de un colega que siempre será percibido como más racional, equilibrado y autorizado en la materia. O, si es consciente, se la pela. Ya digo que eso de que “no tiene nada que ver con lo que eres tú, con tu persona” es falso. Dice, y mucho.

Pero volvamos a los auténticos malos de esta película: los medios de comunicación. Lo verdaderamente perverso del asunto no es que saquen de vez en cuando a una Pedroche. No. Es que lo hacen una y otra vez, incesantemente, en programas, anuncios, vídeos. En el telediario, el concurso, la serie y hasta con las minivestidas jóvenes de la primera fila del público. Las presentadoras de La Sexta siempre han sufrido una puesta en escena cercana a la de una vedette de revista (creo que han ido empoderándose por el camino las pobres y probablemente haya tenido también que ver con el asunto de que varias ya son madres de familia), pero había que ver en TVE a esa Igartiburu congelada en rojo mientras que su Ramonchu se guarecía en su casposa capa española. El mensaje televisivo es invariable: las mujeres tienen el cuerpo y los hombres, la palabra. La mujer ha de ser admirada; el hombre, escuchado. Ella es el objeto que acompaña y él, el sujeto que conduce.

Es interesante reflexionar sobre cómo estos medios de comunicación que se valen de las mujeres jóvenes o de las mujeres que no han desarrollado una ética personal y profesional para perpetuar el confinamiento femenino al cuerpo, pueden emitir a renglón seguido una campaña institucional contra la violencia de género y quedarse tan anchos. No salgo de mi asombro al pensar en que nadie le pide cuentas a los directivos de la televisión de todas las cadenas por la hipocresía y el doble rasero que demuestran. Jamás le he escuchado a Gloria Lomana una manifestación en este sentido. Ni a ninguna otra mujer con poder en la tele. ¿Acaso porque ellas se sitúan ya fuera de este juego perverso de la carne? Qué poca sororidad y qué poca responsabilidad. ¿Cómo es posible que las asociaciones de televisión estén a punto de censurar programas como Sálvame porque, supuestamente, “son un mal modelo para los niños”, y nadie levante al menos una ceja cuando las trabajadoras jóvenes son tratadas como ganado más o menos parlante? Y lo peor: ¿cómo pueden dejarse hacer esas mujeres de la tele con estudios, que leen el periódico, van a tertulias de la radio y hasta escriben novelas para Planeta, sabiendo que colaboran en un sistema ideológico-simbólico que sustenta la violencia?

  1. eres viejuno

    Esta tía tiene edad para saber lo que hace y lo hace porque es inteligente y sabe que en esa noche ha ganado más que muchos en un año. Lo que piensen de ella se la trufa, y menos cuando esté en su chalet con piscina y los “moralistas-apaga-teles” estén llorando por un trabajo al PPSOE.

    Le gusta a 5 personas

  2. marcambit

    Magnífico artículo, muy bien contado. A los que después de haber leído el artículo (porque se lo han leído, ¿no?) siguen blandiendo la libertad de cada uno para salir en bragas donde se quiera, les diría que, de la misma forma, esa misma libertad nos permite denunciar lo que nos parece un trato vejatorio para con la mujer y lo que es (versus lo que algunos quieren que represente).
    Hace un tiempo, me topé con una recopilación de cuadros famosos en los que aparecían mujeres escuchando a hombres. Si quieres echarle un vistazo, lo tienes aquí: http://www.esencialblog.es/serendipias-en-internet-vol-x/

    No conocía vuestro blog, pero ahora ya no me permitiría no seguirlo. Insisto, gran artículo.

    Le gusta a 8 personas

  3. mujeresoberanas

    Gracias.
    Has dejado por escrito lo que más o menos pensé yo cuando me enteré de la noticia. Ayer entré en twitter a ver qué se cocía en Año Nuevo, y vi que Cristina Pedroche era trending topic. ¿Qué habrá pasado? Me pregunté. Linkee y me encontré la foto que sale en tu reportaje. Entristecí. Reflexioné. En 2015 nada ha cambiado. El cuerpo de las mujeres sigue siendo reclamo. Ponle glamour, ponle maquillaje y ponle seda y tules, pero lo que hay detrás es un señor vestido de pies a cabeza llevando la batuta del asunto y una señora muy divertida en bragas.
    A los que les parece tan moderno y tan libertario les digo: Id a trabajar en ropa interior cubiertos por unos encajes muy sofisticados de vez en cuando. Salid de copas medio desnudos cada sábado. Sed iguales que estas mujeres-reclamo y cuando hayáis constatado la diferencia, volved a hablar.

    Le gusta a 4 personas

    • Fernández Hernández

      Cada mujer elige como juega en este juego de la vida. Pero no podemos cerrar los ojos ante las consecuencias. Me hace mucha gracia cómo muchos hombres y mujeres que anteponen la libertad a la responsabilidad cambian de óptica cuando piensan en sus hijas. Parece que necesitamos sentirnos afectados en nuestra sangre para darnos cuenta del daño que hace esta insistencia en considerar a las mujeres solamente cuerpos. Parece que somos incapaces de extender la empatía al resto de semejantes.

      Le gusta a 2 personas

  4. nexuxseis

    Presentadoras de la sexta: Sara Carbonero, la ficha t5, se casa con Casillas y a correr; Pilar Rubio lo mismo pero con Sergio Ramos; Y aquí llega Pedroche, abriéndose en el vestuario ( no creo que del Rayo Vallecano)

    Me gusta

    • Fernández Hernández

      No se trata de erigirse en juez moral de nadie, sino en observar críticamente las imágenes que nos suministran los medios de comunicación de masas para nuestro mejor formateo. Cristina y las demás son marionetas más o menos consentidoras (ni idea de su formación intelectual en los resortes de lo simbólico en la mente humana) del mercadeo de los tipos que dirigen las cadenas de televisión. Esos tienen traje, corbata, copa, puro y casa con piscina y no tienen que mostrar sus pellejos ni casarse con un deportista para disfrutarlo. Les vale con alienar a los que ven la televisión con su suministro de impulsos primarios sexistas al mejor servicio de la publicidad.

      Le gusta a 2 personas

  5. Pablo Herrera

    Entiendo la problemática y es especialmente sintomática en La Sexta pero creo que habría mucho ganado cuando se objetualizara de la misma forma a los hombres y fueran ellos lo que enseñaran lo que sea. Veo más sencillo y transformador conseguir que el eje mujer guapa – hombre inteligente/gracioso se invierta a que se generalice hombre inteligente/gracioso – mujer inteligente (porque las mujeres graciosas de nuestra televisión también son guapas). El heteropatriarcado evita que en determinados contenidos -tertulias, humor…- el hombre sea un objeto de deseo de la misma forma que lo es la mujer en ellos. He visto algunos posts en los que se pone a hombres en las típicas posturas de seducción femenina publicitaria para demostrar que queda ridículo y en realidad en la mayor parte de las veces no lo he visto como tal.

    Le gusta a 1 persona

    • Fernández Hernández

      Sí, es una postura frecuente. No es la mía porque soy una anticapitalista convencida con un fondo moralista importante. Me repele en general la deglución de los cuerpos, de hombres y de mujeres, por el mercado de los medios de comunicación. La mecánica es la misma sean ellos o ellas: repetición hasta el infinito de un modelo único de ser humano y para fijar imágenes aspiracionales que nos hagan comprar más. Ahora mismo estoy ojeando Icon, la revista para hombres de El País, y veo que los editoriales de moda ya los protagonizan niños. Aún tienen suerte porque el resto de contenidos pueden dedicarse a hombres viejos, gordos, flacos, guapos o no. Pero la moda, la moda ya es de los espingardos de 20 años.

      Le gusta a 1 persona

  6. Paco Cuellar

    A mi, lo que mepreocupa del feminismo es que se convierta en el nuevo puritanismo. ¿QUe hay mujeres que suben gracias a su físico?, lo mismo le pasa a los hombres; y a algunos por el tamaño de su rabo.

    Me gusta

    • Fernández Hernández

      Entiendo tu punto de vista. Es un punto de vista que habitualmente expresan hombres. Se abre aquí un punto de fuga que requiere más reflexión y datos. De todos modos, por si no lo he dejado claro en el artículo y los comentarios, yo me refiero al orden simbólico, a la repetición incesante del mismo modelo de existencia, al formateo unidireccional de las mentes desde los medios de comunicación hacia un tipo único. Propongo una lectura en la responsabilidad y la ética. A nivel individual cada persona es libre de comportarse como le dicte su conciencia de sí mismo y de los otros.

      Le gusta a 3 personas

  7. Miguel

    Tu artículo se queda a medias. En realidad, esto sí que va de libertad individual. Es totalmente legítimo restringir la libertad individual y no respetar la libre elección cuando se perjudica a terceros. Salir así en televisión debería estar prohibido y sancionado por fomentar el sexismo.

    Hay quienes tenéis tan enraizado el individualismo que estáis indefensos ante la frase “cada uno que haga lo que quiera”.

    Me gusta

    • Fernández Hernández

      Te animo a que leas los comentarios porque ahí se ha tratado ese asunto. Desafortunadamente, no hay consenso ideológico sobre ese asunto de la restricción de la libertad individual en casos de sexismo. Sí admitimos generalmente que, por mor de la seguridad, se interrumpan libertades tan fundamentales como la libertad de expresión, reunión o manifestación, pero coartar comportamientos sexistas, pese a lo relacionados que están con la violencia de género, es algo que no se plantea en España en el terreno de lo legal. Ni siquiera en el terreno de lo moral. Queda al albur de la ética personal de cada uno (incluidos los dueños de los canales y las mujeres que se prestan).

      Me gusta

      • Miguel

        Perfecto. También debe ser legal que haya negros azafatos diciendo “sí bwana”. Y parodias de gays en televisión.

        Me gusta

      • Flitcraft

        Mira Miguel:

        1. El feminismo tiene como objeto universal la EMANCIPACIÓN de las mujeres: esto significa, el derecho inalienable de toda mujer a tomar sus propias decisiones, equivocadas o acertadas, sin encomendarse a ningún tribunal de buenas costumbres. No hay ninguna legintimidad en dictar a una mujer lo que es correcto ponerse o no ponerse, y menos desde un supuesto feminismo.

        2. Hacer responsable de la violencia de género a la libertad de una mujer de vestirse como buenamente quiera no es que me parezca ridículo, es que me parece mezquino y manipulador hasta el vómito. Es como esos fundamentalistas cristianos que quieren prohibir la música heavy porque dicen que incita a la violencia y al satanismo (aunque no exista ningún dato que avale semejante disparate). Es incluso peor, me recuerda a los que culpan a la mujer violada por “vestirse como una puta”. Hay mucha más relación entre el alcohol y la violencia de género, y no veo a nadie escandalizado porque celebren las campanadas con champán, porque además sería una bobada.

        3. Que haya parodias de gays, o negros diciendo “sí, bwana” en televisión es mejor que prohibir que las haya. Si hay algo detestable del feminismo monjil, gregario y moralista que defiendes es su estúpida falta de sentido del humor. Algo que caracteriza a todos los fundamentalistas. Si te ofende, no lo veas, critícalo… pero qué manía con prohibir !

        Le gusta a 4 personas

  8. Fernández Hernández

    De hecho, sobre los gays opera el mismo mecanismo reduccionista: sólo se admite el tipo de hombre gay cotilla/marica mala. Dice Alejandro Melero sobre los estereotipos de lo homosexual y lesbiano en el cine (en el libro “Feminidades y Masculinidades. Arquetipos y prácticas de género” coordinado por Mary Nash): “Los arquetipos más habituales son la lesbiana vampiresa, la heterolesbiana del cine erótico, el homosexual triste y el gay payaso”. Si revisáramos las imágenes de negros en televisión, probablemente los veríamos invariablemente inmigrantes y pobres o jugando al baloncesto o bailando. No hay cancha para empresarios, padres, profesores… Me viene a la memoria ahora mismo aquel que le afeó a Mariló su eurocentrismo racista. http://www.lavanguardia.com/television/personajes/20141203/54420495489/carta-negrito-marilo-montero.html

    Le gusta a 1 persona

    • Flitcraft

      Muy bueno, Fernández Hernández, acabas de descubrir que una parte sustancial de los chistes se basan en estereotipos. El inglés flemático, el americano hortera, el italiano simpático, el bilbaíno más bruto que un arao, el maricón gracioso, la suegra asesinable, el cuñao que entiende de todo, el tendero tacaño, el sordo con mala leche, el gordo bonachón, la flaca frígida, el negro con la polla grande y un infinito etcétera.

      Le gusta a 2 personas

      • Fernández Hernández

        Amigo, no me interesa el intercambio ping pong de la dialéctica de la guerra sino el acceso a nuevas ideas, datos desconocidos o enfoques sustentados en algo más que percepciones personales que no alcanzan a mi corta mente. Quiero decir que yo no trato de tener razón ni de convencer, sino de entender un poco. Te adjunto un documental que hace poco pasaron en RTVE acerca de la influencia de los medios de comunicación. No sé cómo decir que hablo de los medios de comunicación y de su trascendencia. http://www.rtve.es/alacarta/videos/documentos-tv/documentos-tv-miss-escaparate/1714695/

        Le gusta a 3 personas

  9. Mila Oya

    Es verdad que tras leer el artículo queda claro que nada ha cambiado en esta cuestión, pero creo que ha empeorado y mucho en el caso de la hipersexualización de las niñas que, desde mi punto de vista, se agrava por momentos. Creo que es escasa la conciencia social sobre este problema y mucho más escasa la legislación.

    Os dejo un link sobre la hipersexualización de las niñas:
    http://www.mujeresparalasalud.org/spip.php?article425

    Le gusta a 1 persona

  10. Queen of the Castle

    Excelente texto. Yo vi las campanadas en la 1 y me flipó ver a Anne temblando de frío mientras trataba de disimularlo. ¿cual es la lógica que justifica esa puesta en escena aunque quede ridículo y evidente porque la vemos tiritar? Incluso el sufrimiento físico está justificado? sí quieres estar en la tele te toca sufrir. El momento de Cristina Pedroche “no llevo nada rojo” me pareció de lo más humillante y degradante – hacía falta enseñar las bragas realmente? Como un mono de feria, vamos. Seguramente le compensará pero el resultado es fomentar (en cadena nacional y prime time) la idea de la mujer como un bien colectivo y no un individuo con cerebro y derechos.

    Le gusta a 1 persona

    • Fernández Hernández

      El otro día le leía a la escritora Laura Freixas que la había invitado a un debate en televisión (única mujer) y que no le cedían la palabra y cuando lo hicieron en un tiempo mínimo. Las mujeres estamos en los medios casi como una cuota para que no les echen en cara a los programas que son sexistas. Las mujeres de la tele han de sonreír, hablar bajito, mostrar al menos las piernas, tener el pelo largo y voluminoso y si enseñan las bragas, mejor que mejor.

      Le gusta a 3 personas

  11. Laura Loran

    Lo verdaderamente perverso del asunto es que la mayor parte de la sociedad (sea del sexo que sea) siga condenando a las mujeres por cualquier cosa que hagan o digan achacando todo lo que se considere “una salida de tono” al sexo de las susodichas. Ni una mujer (ni nadie) tiene la culpa de cumplir con los cánones de belleza actuales y mucho menos de ser plenamente consciente de ello y saber explotarlo. Y creo que ese hecho circunstancial es completamente independiente de sus posibles cualidades, sean estás del tipo que sean. Nadie tiene por que ocultarse por tener una figura bonita. Por qué se sigue estigmatizando de esa manera todo aquello que se considere relacionado con la sexualidad y por qué se tiene que colocar en un plano diferente? Hay que superarlo de una vez! Hay mujeres (y hombres también, claro) con una genética envidiable, no se trata de sentirse amenazado, sino de disfrutarlo!

    Le gusta a 2 personas

    • Fernández Hernández

      Te animo a que leas el artículo con la buena voluntad de comprender un punto de vista que te puede parecer muy alejado del tuyo. Encontrarás con que no hablo de lo que comentas. La belleza tiene su propia inteligencia, por supuesto, y es un valor más de las personas. Yo no hablo de cómo cada persona gestiona su belleza sino de cómo opera a nivel simbólico en los receptores que la mujer sólo pueda mostrarse a través de la televisión como un cuerpo. Te animo a que leas los comentarios porque encontrarás que el debate es otro y quizá encuentres ideas interesantes de las personas que han ido comentando. Especialmente un link acerca de la sexualización prematura de las niñas.

      Me gusta

      • Flitcraft

        ¿En qué te basas para decir que la mujer “solo puede mostrarse a través de la televisión como un cuerpo”? Es una generalización totalmente falsa y absurda. ¿Te hago una lista de mujeres que salen y han salido en televisión ofreciendo nada más que la ingeligencia de sus opiniones, su capacidad como entrevistadoras, sus logros personales como actrices, escritoras, cineastas, etc.?

        Le gusta a 1 persona

    • reinadelcastillo

      Laura, creo que la cosa no va por ahí. Yo de hecho no condeno lo que hace Pedroche en el sentido de aprovecharse de lo que tenga y crea oportuno para conseguir lo que sea que busque – por supuesto, está en su derecho. Lo que es degradante y humillante (y creo el objetivo de análisis de ese post) es el hecho de que la mujer en demasiadas ocasiones sea meramente un objeto, sea sencillamente “unas bragas que enseñan” para hacer reír mientras los chicos van tapaditos y pueden vender algo más que su trasero. Es el refuerzo de esa imagen machista de la mujer que nos hace la vida a las chicas más difícil. Te lo digo yo que “no estoy nada mal” y a diario en el trabajo, o en su momento en la escuela, tengo que hacer el doble para que se dieran cuenta de que no soy tonta. Que si consigo cerrar un acuerdo no es porque los tíos en lugar de oírme me miran y dicen que si a todo. Esa ultima frase me lo ha dicho una chica, encima. Que no somos objetos.

      Me gusta

  12. Ana

    Fantástico post. Como le comentaba a una amiga, por esta razón no vemos a Julias Oteros y Anas Pastor dando las uvas, porque ellas están donde están por lo que tienen dentro del cráneo, no por lo que están dispuestas a dejar ver. Lo triste es que aún nuestra sociedad vea a esas mujeres portadoras de palabras e ideas como flores extrañas en un mundo principalmente limitado a los hombres.

    Le gusta a 1 persona

  13. Angela

    Curioso que la cadena que presume mas de ser progresista como la sexta con los wayomings y compañia,sea la cadena donde se presenta más a la mujer como objeto.Por cierto es la misma basura salvame que utilizar a la mujer de esta manera,una cosa no quita la otra.
    Saludos.

    Me gusta

    • Fernández Hernández

      Puede ser, pero en Sálvame se escuchan soflamas antigubernamentales que la mujer desnuda no puede proferir porque no tiene voz. Quizá por eso estamos más cerca de sacar Sálvame de la parrilla que de vestir a las mujeres de la tele.

      Me gusta

      • Angela

        Soflamas antogubernamentales?Ni eso, Salvame son 5 horas al dia de pura basura.Que denigran no solo a las mujeres sino al genero humano en general.

        Me gusta

  14. Fernández Hernández

    Yo he escuchado con estos oídos que son míos poner verde al Rey, a Mariano, a Guindos, a Montoro, a los de Cajamadrid, a Cospedal, a Zapatero, a Iglesias… Quiero decir: en el vociferio van lanzando sus mensajes ¿políticos? y estos calan en una audiencia millonaria muy susceptible a identificarse con las peripecias y opiniones de esas personas. ¿Por qué si no apareció el niño PSOE telefónicamente en Sálvame? La influencia de la tele, y más a esas horas y sobre una audiencia envejecida que no tiene acceso a más medios de comunicación, es monstruosa. Imagino que Soraya, tras meter en cintura a los necesitadísimos periódicos, quiera neutralizar que se le vayan los votos del miedo, que son los que maneja mejor que bien Sálvame.

    Me gusta

  15. Pepaso Yasieso Nohvemo

    El punto de vista que refleja ese articulo es injusto con las chicas jovenes y atractivas, “tias buenas” hay miles….. tias buenas que sean simpaticas, divertidas y que “den la talla” ante la camara no hay tantas, por tanto no hay nada de malo en que estas chicas usen todos los medios que tengan para alcanzar sus metas en la vida,… la belleza gusta, es lo que tiene la belleza, que resulta bella, por tanto esta es una herramienta muy buena, una perfecta carta de presentacion : “Mira soy Fulanita perez, estoy to buena y ademas tengo estudios, puedo hablarte de futbol, politica, o de lo que quieras y por si fuera poco soy graciosa y resulto simpatica….” no creo que estas chicas sean “solo floreros”…. creo que es la belleza unida a una simpatia, y formacion lo que las distingue de otras chicas, con igual formacion….

    Le gusta a 1 persona

    • Fernández Hernández

      Amigo, te animo a que leas mi post porque no va de lo que comentas… Las industrias de la belleza han de proveerse de mujeres y hombres bellos. El problema que señalo es el de los medios de comunicación lanzándonos un modelo único de mujer: la que es simplemente un cuerpo. No quisiera entrar a valorar la capacitación de Cristina Pedroche, pero te animo a que repases la cantidad de programas en los que no pudo mantenerse por no conseguir mantener una conversación en una mesa. Me recuerda a aquella chica del candelabro también en la órbita del fútbol y de Interviú que tampoco podía hablar sin guión, aunque igual sois muy jóvenes para esas referencias.

      Me gusta

  16. Erica

    No estoy de acuerdo contigo, siempre he pensado que en estos programas el hombre hace de mindundi, como un complemento de la mujer, dice tonterías “graciosas” mientras la mujer informa al espectador, en mi opinión, se llevan toda la atención, y por lo que observo en mi familia/amigos cuando veo el tipo de programas presentado por una mujer y un hombre, tienen la opinión semejante a mi. Al presentador siempre lo veo irritante, como que sobra, no dice nunca nada con fundamento.
    Estoy de acuerdo contigo que la Pedroche se ha pasado con ese vestido, no creo que para estar guapa tengas que llevar ese vestido que llevaba, pero en fin, cada uno es libre.

    Le gusta a 3 personas

  17. zhu de

    Un asalariado no tiene libertad de elección, acepta voluntariamente lo que sus patronos le piden, y Cristina Pedroche es una asalariada, estoy seguro que lucir su belleza griega le humilla muchísimo menos que la mayoria del trato que reciben de sus jefes los que critican supuestas moralidades.

    Me gusta

  18. juan

    Sinceramente creo que se exagera este tema. Cristina Pedroche tiene una oportunidad muy buena de ganarse la vida, legalmente, y de acuerdo a su ética y la aprovecha.

    Muchas de las señoras que la critican desde postulados feministas e igual con un nivel social alto, igual tiene una señora en casa haciendo las tareas domésticas para no hacerlas ella ni su compañero, y seguramente jamás se habrá planteado buscar un señor para las tareas domésticas.

    Tampoco aparece en este artículo que seguramente el 100% de las personas que limpien los platós y oficinas de ese canal de TV (y de todos los otros) son mujeres. Creo que eso es mucho más criticable eso, que no que una persona gane un buen dinero por actuar un día en la tele.

    Disclaimer: yo realizo todas las tareas de mi casa.

    Me gusta

  19. javier

    no se por qué tiene el articulista que llamar casposa a la capa tradicional española, me parece una falta total de respeto.

    Me gusta

  20. Pingback: Pedroche y sus bragas son trending topic | Mujer sin blanca soltera busca
  21. Pingback: Los 12 post más leídos del blog | Mujer sin blanca soltera busca
  22. Pingback: Hipsters: machismo, elitismo y la decadencia de Occidente | Grupo Arqueología Social